Plataforma de apoyo a María José Blanco Barea Plataforma de apoyo a María José Blanco Barea
¡¡¡Eso No Se Hace!!!

 
 chatChat   BuscarBuscar   MiembrosMiembros   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 




Menú navegación
Inicio
Foro
Lista de miembros
Buscar
Contacto

Qué es el Parkinson



Ver vídeo

Bloque de usuarios
Nombre de Usuario:

Contraseña:

 Recordarme



Olvidé mi contraseña

¿Aún no tiene su cuenta?
Puede registrarse Aquí, es GRATIS.


Quién está en línea

Hay 1 usuario conectado:0 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Usuarios Registrados: Ninguno

[ Ver lista completa ]


La mayoría de usuarios conectados fue 19 el Dom Nov 09, 2008 2:07 pm


Buscar

Busqueda Avanzada

Eso No Se Hace!!!

Plataforma de apoyo a María José Blanco Barea

Entrar


Petición de indulto

PETICION DE INDULTO PARA MARIA JOSE BLANCO BAREA

ANTECEDENTES

Hace unos diez años, María José Blanco Barea trabajaba como abogada y su futuro era halagüeño. Tenía ilusión, fuerza, salud, independencia económica y recursos. Quedó embarazada pero aparecieron en ella los primeros síntomas de la enfermedad de Parkinson. La bondad de estas primeras manifestaciones de la enfermedad no impidió que su decisión de ser madre y traer ese hijo al mundo cambiase. En estas circunstancias, el que era pareja de María José y padre biológico del niño, pronto se perdió de la vida de María José Blanco y su hijo dejándoles en la más absoluta indefensión social, emocional y económica.

La rápida evolución de la enfermedad de María José causó su baja laboral, la dolorosa renuncia al ejercicio de su profesión y su empobrecimiento económico, teniendo que recurrir a familiares y amigos para poder continuar proporcionando a su hijo bienestar, cuidados y atenciones.

Afortunadamente se cruzó en sus vidas Javier, juntos han formado una familia. Javier no ha tenido problema en unir su vida con la de una mujer con Parkinson, que tiene un hijo pequeño y que no cuenta con recursos económicos. Ha demostrado ser generoso, comprometido con su pareja y con la convivencia familiar, ha puesto a disposición de su mujer y del niño todo cuanto él posee. Para el niño, Javier es su referente paterno.

Lo expuesto hasta ahora se resume en una madre cuyo padecimiento físico la lleva a renuncias: laborales y económicas, pero que ha sabido buscar estrategias para poder proporcionarle a su hijo estabilidad, bienestar y cariño.

A los problemas de salud, de esta mujer, se añadió que el padre biológico del menor que ya tenia 4 años solicitó visitar al pequeño y ejercer la paternidad. En ese momento Maria José, su marido y el niño, formaban una familia.

Cada progenitor comenzó a reivindicar aquello que consideraba adecuado, bien en defensa de sus derechos o en los del menor.

Para defender sus posiciones han recurrido a psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales y a los tribunales. Se han sucedido denuncias, recursos, peritaciones, apelaciones e incluso hasta la manipuladora influencia del pretendido y en la actualidad no menos dañino SAP (Síndrome de Alienación Parental).

SITUACION ACTUAL

Después de 6 años de batallas legales, el balance actual de todo éste proceso es el siguiente:

- La madre del niño, Maria José, está en prisión.
- El padre biológico tiene la tutela y la custodia del niño, mientras la madre cumpla condena.
- El marido de Maria José tiene a su pareja en prisión y no puede ver, ni mantener contacto alguno con el menor.
- El niño, que está a muchos kilómetros de su residencia habitual:

• No puede ver a las personas a las que está más unido (su madre y el marido de ésta).
• Ha cambiado de ciudad.
• De costumbres.
• Ha de cambiar de colegio.
• Ha dejado atrás a su familia habitual, a sus amigos y a los compañeros de clase.
• Hasta el clima y la idiosincrasia del nuevo lugar son diferentes.

¿No es mucho desarraigo para un niño pequeño?
¿Cuánta inseguridad, temor y sufrimiento puede estar padeciendo?

Son muchas pérdidas para un niño de nueve años.

- Él sabe que su madre está enferma y en prisión.
- Tal vez responsabilice al padre biológico por el hecho de que su madre esté encarcelada. Incluso puede llegar a culparlo de todo lo negativo que le ocurra.

La falta de “entendimiento” entre adultos han llevado al:

- Al sufrimiento directo de las personas implícitas en el conflicto.
- Al desarraigo de un menor de su núcleo familiar, vivienda, colegio y amigos.
- Y a una mujer que ha de combatir minuto a minuto los nefastos síntomas del Parkinson en una prisión y, lejos de su hijo (motivo de su vivir y que la hace batallar cotidianamente con la enfermedad).

CONCLUSIÓN

María José Blanco lleva muchos años con la condena del Parkinson, no necesita más barrotes ni más cadenas. Toda persona tiene un límite y ella necesita un ambiente acogedor, cariñoso, armónico y una ilusión para soportar o atenuar su sintomatología.

La situación actual no beneficia a ninguna de las partes. Tan sólo potencia el rencor de unos hacia los otros, incluido el resentimiento que puede ir germinando en el niño hacia la figura del padre biológico.

Es preciso poner racionalidad, comprensión y humanidad para que éste caso deje de causar tanto sufrimiento e impedir que se produzcan secuelas irreversibles para el niño, para Javier, María José e incluso para el propio padre biológico del menor.

Es necesario que María José Blanco Barea, salga inmediatamente de prisión.

SOLICITUD

Por todo lo dicho y dado el estado de salud en el que se encuentra, se solicita:

A. El indulto total de las penas a las que se ha condenado a Dña. Mª José Blanco Barea por desobediencia judicial a los diversos casos que se relacionan con la asignación de la Patria Potestad de su hijo.

B. En cualquier caso y con carácter de urgencia su excarcelación para el cumplimiento de la condena en su propio domicilio, por razón de la enfermedad que padece y amparada por las directrices de la OMS, por carecer de cualquier medida de autoprotección.

FIRMAR PETICION DE INDULTO



Súmate a la petición de Recurso de Amparo

Campaña de apoyo a María José Blanco
María José Blanco Barea ingresó en la prisión de Topas (Salamanca), el miércoles 15 de octubre de 2008 por desobediencia civil, al tiempo que el Juzgado de lo Civil decretaba el “cambio provisional de guardia y custodia de su hijo” mientras estuviera en prisión. María José, jurista feminista, lleva varios años enzarzada en una lucha judicial con el padre de su hijo, persona que no la apoyó en el momento que decidió seguir adelante con un embarazo como madre soltera y quien está haciendo todo lo posible por obtener la custodia del mismo, que no le fue nunca retirada ni penal, ni civilmente, por encima de lo recomendable para el bienestar del menor. ACTUALMENTE SE ENCUENTRA EN LIBERTAD PROVISIONAL y bajo ningún concepto calificada criminalmente peligrosa por todos los peritajes que ha tenido que pasar dentro y fuera del Centro penitenciario, no así la parte demandante, la cual se entiende perfectamente "capaz" por sistema.

Súmate a la petición de Recurso de Amparo

En prisión víctima del acoso procesal y de la acusación de Alienación Parental (SAP) del padre biológico de su hijo.

Le demandó en el 2004 la custodia del menor de edad por considerar que la enfermedad de la madre le impedía cuidarle adecuadamente, pero no le ha impedido mandarla a prisión, allí es perfectamente válida para estar con una enfermedad como el PARKINSON en estado muy avanzado y considerada criminal peligrosa, cerrándose así también la posibilidad que contempla el Código Penal del 1995, de la suspensión condicional de la pena privativa de libertad por causa de enfermedad.

Hablemos del SAP. Emilia Caballero, adjunta primera del Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana.

EMILIA CABALLERO Y EL SAP por Andrés Montero Gómez (Director del Instituto de Psicología de la Violencia. Master en Psicología Forense).


La Desobediencia Civil


La Desobediencia Civil


Maria José Blanco Barea ingresó en prisión por utilizar un mecanismo de protesta social no violenta, que consiste en la negativa a prestar obediencia a la Leyes del Poder establecido con el fin de rectificar los errores que a su juicio, ésta ha cometido.

Este mecanismo está legitimado socialmente y la historia nos muestra “héroes” que se han sumado a este tipo de protestas para hacernos ver, lo que el "Poder" obviaba, y hay diversos ejemplos a lo largo de la História.

Algunas consideraciones sobre la "protección jurídica" de la desobediencia civil. Juan Ignacio UGARTEMENDIA (Universidad del País Vasco).


Iniciativas

"Se acabaron las lágrimas"Huecco
<&

Pásalo

Mensaje de una madre


Enlaces





Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001, 2007 phpBB Group
rss sindicación xml Añadir noticias de este foro a igoogle

Crear un foro gratis | foros de Aficionados | Hosting gratis | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo

Para vps para wordpress ssd en Desafiohosting.com